Clarisa Appendino

Anuario. Registro de acciones artísticas. Rosario, 2013 - 2013


(…) La observación de la naturaleza como acción intencional, afectiva o científica contiene una larga historia en el arte. Objeto que permitió construir motivos y géneros de la pintura. El paisaje y la naturaleza muerta formaron parte de un mundo de investigación no sólo de las plantas y sus formas sino del modo en que el lenguaje pictórico podía representarla. Transparencias, texturas, luces y sombras, profundidades, constituyeron durante siglos los tópicos de la observación; sin embargo, luego de que algunos hayan anunciado la muerte de la pintura hacia la década de 1960 (junto con la del arte en su conjunto), el lenguaje pictórico quedó a la deriva. Evidentemente enunciar su muerte implica proclamar su resurrección, pero esta vez de forma refractaria y, de allí en más, su vinculación con los motivos tradicionales y viéndose apropiada por nuevos lenguajes plásticos
En la actualidad, muchas de las obras enmarcadas en las problemáticas del arte contemporáneo revisan, a través de nuevas significaciones y búsquedas, la pintura en la historia, la modernidad con sus proyectos y diversos modos apropiarse de ese pasado. A través de obras presentados en distintos espacios de la ciudad, Anahí Laurencena, Bárbara Sandóz y Alicia Nakatsuka inscriben su producción plástica en estas problemáticas del arte vinculándolas a emociones personales, recuerdos y poéticas, trabajando desde distintos puntos de vista el uso y representación de la naturaleza.

(…) Hacia finales del mes, Alicia Nakatsuka presentó solo por una noche su proyecto “Intentos de improvisar un cuento” en la galería de arte Diego Obligado (Bv. Oroño 29). La obra construida en términos espaciales por diversos paneles pintados, fue instalada en el pequeño patio del lugar. Las imágenes de los paneles construían un escenario selvático, frondoso y referencial que conjugaba con la vegetación, las flores, los peces e insectos, los recuerdos de su infancia en Misiones, sus imaginados viajes a Japón y la mirada nostálgica de la naturaleza. Un collage de motivos, pinceladas, sonidos y un pequeño libro ilustrado que contenía cuentos cortos, uno de ellos dedicado a su abuelo y titulado “Cuento I (10 de mayo de 2013) Casi una leyenda misionera”, profesa:
Ya en sus últimas horas, soñaba don Atalibio y se introducía en la espesura del monte acompañado de sus “tres o cuatro perros flacos como esqueletos”. La espesura gritaba su nombre y el sudor le nadaba la frente. Una fuerza extraña lo empujaba más y más adentro hasta que se fundió en los árboles, vagando para siempre entre el verde.
Este último recorrido intenta trazar lazos estéticos entre estas artistas que desarrollaron, durante el mes de noviembre, poéticas bajo el tópico de la naturaleza, la vegetación y sus frutos, abordando en distintos espacios de la ciudad un modo particular de pensar un sector de la historia, retomándolo desde los lenguajes contemporáneos del arte. (…)

https://issuu.com/editions-du-cochon/docs/anuario_2013/250